3 cosas que no se cuentan en Let It Be de The Beatles

0
16

Let It Be, el legendario documental de los Beatles, volvió a la vida este mes después de su remasterización y posterior relanzamiento en la plataforma de Disney+. Como era de esperarse, el reestreno de la película se convirtió en un éxito rotundo, cautivando a fanáticos de los Fab Four tanto antiguos como nuevos.

La película dirigida por Michael Lindsay-Hogg ofrece una mirada íntima a los últimos días del cuartero de Liverpool juntos como banda, documentando las sesiones de grabación de su álbum homónimo y su icónica presentación en la terraza de Apple Corps.

Sin embargo, y como pudo verse en la docuserie dirigida por Peter Jackson y realizada con material descartado de la película, hay muchas situaciones y hechos importantes que quedan desdibujados o ni siquiera se mencionan en el documental de Lindsay-Hogg.

A continuación, 3 cosas que no se cuentan en Let It Be.

Let It Be. Foto: Disney+.

El impacto y la relevancia de Billy Preston

Algo que caldeó las sesiones de Let It Be fueron las tensiones que se vivían en la sala de grabación, producto de los egos y las diferencias creativas. Los cuatro miembros de la banda ya habían tenido algunas peleas para ese momento y la mínima diferencia entre ellos desencadenaba una catástrofe.

Estas discusiones afectaron la creatividad, tornando los ensayos en sesiones poco fructíferas, hasta que llegó un salvador: Billy Preston. El distinguido tecladista y sesionista ya conocía a la banda de su época en Hamburgo a principios de los 60 y habían entablado una amistad. 

Como luego se pudo ver con claridad en la serie de Jackson, los Beatles invitaron a Preston a tocar y desde ese instante la energía cambió de forma contundente y las grabaciones pudieron seguir.

Ensayaron más canciones de las que aparecen en pantalla

El documental consiste, básicamente, en una recopilación de metrajes sin editar de la banda ensayando y grabando en los estudios de cine de Twickenham, y luego en su propio edificio de Apple Corps. Las canciones que los Beatles ensayaron en el interior, y luego interpretaron en la terraza, más tarde formarían parte del álbum homónimo de 1970.

La realidad es que ensayaron más canciones de las que interpretaron en la azotea de Apple, varias de las cuales luego terminaron en ese disco y otras en Abbey Road. Por ejemplo, “The Long and Winding Road”, “Across the Universe”, “Maxwell’s Silver Hammer”, “Octopus’s Garden” y “Something”.

George Harrison dejó la banda

Como bien se puede ver en Get Back, George Harrison tuvo una breve salida de los Beatles en 1969. La decisión del músico de dejar la banda surgió después de cuestionarse su talento como guitarrista y sentir que ya no obtenía mucho del grupo. Es por ese motivo que un día, cuando la banda hizo una pausa para almorzar, Harrison anunció que la dejaba.

Los miembros restantes, junto con Yoko Ono, le suplicaron a Harrison que regresara y, después de tomarse un tiempo libre con un viaje a su ciudad natal de Liverpool, se reincorporó a los Beatles. Esta parte fue omitida del documental, ya que no encontraba espacio dentro de la narrativa de la banda ensayando y tocando. Como George finalmente volvió, decidieron no incluirla.

Ver más noticias en Indie Hoy.